/ diseño

Memoria

El ser humano tiene la capacidad de almacenar información de distintos tipos. La memoria sensorial registra las sensaciones aunque éstas duren pocos cientos de milisegundos. A pesar de la rapidez de éste proceso es tiempo suficiente para que podamos procesar dichas sensaciones posteriormente.

A las sensaciones auditivas le llamamos memoria ecoica y cuando la información es visual le llamamos memoria icónica.

Memoria de trabajo

La memoria de trabajo es un zona mental de trabajo donde analizamos, manipulamos y sintetizamos información. Estos procesos los llevamos acabo de manera consciente para obtener nuevo conocimiento tanto visual como verbal.

Ésta memoria nos ayuda a darle sentido al mundo, comparando lo que vemos, con lo que sabemos. Comparamos nueva información con nuestro conocimiento previo. Es donde se encuentran los procesos arriba-abajo y abajo-arriba.

Cuando nueva información es presentada automáticamente buscamos en nuestra memoria alguna coincidencia con la intención de reconocer objetos y conceptos. Cuando no encontramos ninguna coincidencia hacemos inferencias acerca de esta nueva información basada en nuestro conocimiento previo.

Lo que sucede en la memoria de trabajo sucede de manera rápida la nueva información se desvanece a menos de que se procese posteriormente. Esto es el porque constantemente tenemos que repetir un numero de teléfono para recordarlo.

Hay factores importantes que afectan la memoria de trabajo.

  • Edad — la capacidad de ésta memoria aumenta con la madurez, pero disminuye con la edad.
  • **Velocidad de procesamiento **— sí la velocidad de procesamiento es alta, la capacidad de la memoria de trabajo aumenta.
  • Distracciones — menos distracciones brindan un mejor desempeño de la memoria de trabajo.
  • Experiencia un mayor conocimiento acerca de algo nos ofrece una mayor capacidad para procesar la información de ese tema en específico en la memoria de trabajo.